quinta-feira, 30 de maio de 2013

uno

"Y para estar total, completa, absolutamente enamorado; 
hay que tener conciencia de que uno también es querido, 
que uno también inspira amor."


Mario Beneddetti

Poco se sabe

"Yo no sabía que
no tenerte podía ser dulce como
nombrarte para que vengas aunque 
no vengas y no haya sino
tu ausencia tan
dura como el golpe que
me di en la cara pensando en vos"

Juan Gelman

sexta-feira, 24 de maio de 2013

Hasta los árboles viven.

Diez mañanas se pasaron del día en que se comemora la libertación de los esclavos en Brasil. Y el veintitrés de mayo, ayer, después de muchos meses practicamente sin salir de mi casa, en lo que llamo de vida ermitaña por opción, por insistencia de varios amigos y amigas, intenté retomar a la que llaman Vida Social Académica (charlas con compas después de la clase y cerveza por la noche en la facultad), para volver a mostrarme, como me aconsejó mi madre. "Es hora de superar."
A principio, todo bien. Las tres primeras chelas con los amigos me hicieron recordar que salir con la gente a pavear puede ser divertido. Es chistoso ver la gente semi-feliz buscando temas para que la plática siga confortable, al mismo tiempo que los ojos miran a todos lados, buscando posibles almas gemelas o simplemente alguien con quien pasar un rato más íntimo.
En la cuarta chela, sin embargo, la cosa empieza a modificar. Unos empiezan a demostrar los primeros señales que al fin de la noche estarán borrachitos en algun rincón, mientras otros prefieren intentar con más voluntad el encontrar del Otro, mirando a todos lados, dando vueltas por todo el espacio, como el conejo de Alicia. No hay tiempo, no hay tiempo, parecen decir. También hay aquellos, y creo que me incluí en su grupo al menos anoche, que se ponen más honestos. Charlé con uno y después con otro así así más confianzudamente. Con João, por ejemplo, empecé a hablar de mi ex... claro. Y cuando vi que la charla me estaba poniendo desesperada y deprimida, sábiamente buscamos otra chela, y asuntos livianos volvieron a la superficie.
Hasta que llegó otro viejo compa de la facultad. Ese, también ya honesto, al verme se recordó de mi poca simpatía desde el primer año de la facultad con los vagos y los ruidosos, y de mi 'media-intolerancia' con los retrasados y con los que iban sin la lectura previa de los textos. 'Fuiste y sigues siendo la brasileña más porteña que conozco.' Mucha honestidad. Fui por otra chela. Y las horas fueron pasando...
A las dos y media, ya sin colectivos que me llevara de vuelta a mi hogar, tenía tres opciones: ir a la casa de un compa, que en el fondo de mi ser, sentía que intentaría algo más conmigo; a lo de João, este mi amigo con quien siempre acababa hablando de mi ex; y el crusp, o sea, la residencia estudantil de la facultad, donde una gran amiga vivía, y que siempre dejaba la puerta de su casa abierta, y que siempre me ofrecía para que durmiera allá cuando fuera necesario.
Fui por esta elección. Y la puerta estaba cerrada. La golpee, llamé a mi amiga por celular (apagado), la llamé por su nombre y nada. Sin ya la oportunidad de ir por una de las dos otras opciones, decidí esperar alguna salvación posible sentada en una silla en el pasillo del crusp... si nada apareciera, me quedaria ahi por tres horas y despues volverian a pasar los colectivos. Minutos después, no sé cuanto porque adormecí, surgió una amiga de mi amiga que la conocia de lejos. Me ofrecio el silloncito de su departamento y una frazada que los acepté de muy buen grado y ahí me quedé, medio dormida, medio despierta, pensando en la  vida social que me pidieron que volviera para superar mi "vejez anticipada".
Y sí, me sentí una vieja queriendo aplicar botox para revivir algo que ya había pasado. Me acordé de mis 19, veinte, veintidos años, como si fuesen siglos atras... ah, mi juventud... las fiestas semanales de la facu, sin miedo de andar sola, de volver por calles raras, haciendo raite por la ciudad universitaria, hablando con extraños, corriendo riesgos, tomando varias y de varios. Viejos tiempos que hoy más me parecen una rebeldía contenida, transgresiones adolescentes.  Y, a menos de un mes de cumplir ventiseis, me vi allá en el siloncito de alguien que mal conozco otra vez. Como en los viejos tiempos...
 A las seis me levanté y fui a mi casa. Y honestamente, volví ansiosa a mi hogar, sin ninguna prisa de salir de casa en los próximos meses. Y si con esta elección me salen con aquella frase que escuché hace dos meses ("No tenés novio, y encima, no salís a conocer chicos? No sos mujer, sos un árbol."), mejor cuidar bien de mis raíces y regar con cuidado mis propias flores.

Ellen Maria

quarta-feira, 22 de maio de 2013


Depois de Clarice

Me cansei desse teu lirismo que não liberta
Eu gosto de poesia mas na tua
não vejo nada que arte pela
arte ainda que trate
de mim.

Anda a procurar algo mais
que a tua voz que ecoa
no ouvido de todos/todas aqueles/aquelas
que te amam/te odeiam.

-----

Quero continuar lendo
as revistas que me revelam
na sala de espera
do dentista.

-----

Eles não me fazem nada
você também não
eles não sabem de nada
você só sabe me dizer não.

-----

teu perfume eu sinto
nas ruas no trem na faculdade no shopping nas lojas nos homens
no ônibus nas festas nos bares no trabalho na livraria nas viagens
nos amigos nas praças na avenida na perfumaria.
teu cheiro nunca mais encontrei.

-----

Brainstormes mostram
várias portas de saída
ao meu cérebro derretido.

-----

Lembra daquela noite que dormimos juntos
e ouvimos estrondos que pareciam tiros
e nos abraçamos e quase morremos

de medo?
Eu lembro direto.
Agora engulo o choro e aguento.

-----

Abrir bem os olhos não modifica o que eu vejo
mas me modifica aos olhos de quem me vê.

-----

A cadeira verde e fria em que fizemos amor
seus metais que nos apoiaram
servem hoje para apoiar a minha roupa.
Você levou o calor e os cabides.

-----

O maravilhoso mundo das árvores que chovem
e da graça que é receber um pingo delas.
Elas são lentas, mas chovem sempre.
A gente também chove
mas só quando há muita emoção
e isso acontece cada vez menos.
Nosso problema não
é velocidade, é frequência.

-----
(Pensamentos depois da leitura de "Onde estivestes a noite", de Clarice Lispector)

domingo, 19 de maio de 2013

"Lo único superficial que me inspira un profundo placer, es el clítoris."
Xel-ha


sábado, 18 de maio de 2013

ella

"no
las palabras
no hacen el amor
hacen la ausencia
si digo agua ¿beberé?
si digo pan ¿comeré?
en esta noche en este mundo
extraordinario silencio el de esta noche
lo que pasa con el alma es que no se ve
lo que pasa con la mente es que no se ve
lo que pasa con el espíritu es que no se ve

¿de dónde viene esta conspiración de invisibilidades?"

A. Pizarnik

terça-feira, 7 de maio de 2013

chacharitas

colecionando cacarecos
bijuterias, bugigangas
e fazendo poesia.

Ellen Maria

sábado, 4 de maio de 2013

Ouvidio e o dó

Ovídio era surdo de um zovido
e falava meio lento
que me dava até dó.

Ouvia a dupla
o Escupido e o Escarrado
e comia batatinha
que se esparramava pelo chão

Sua frase preferida, dizia:
Cuidado com a dor
que o santo é de barro.

Morreu de agonia
e só o seu irmão,
o segundo, morreu de velho.
Antes a tarde, do que nunca.

Ellen Maria

quinta-feira, 2 de maio de 2013

quarta-feira, 1 de maio de 2013

ela

"La verdad es que el amor físico no podría ser tratado ni como un fin absoluto ni como un simple medio; no podría justificar una existencia; pero no puede recibir ninguna justificación extraña. Lo cual quiere decir que debería representar en toda vida humana un papel episódico y autónomo. Lo cual quiere decir que, ante todo, debería ser libre."

Simone de Beauvoir