quinta-feira, 29 de maio de 2014

Instinto

Deixe-me sair
prometo não deixar bilhete
dizendo pra onde fui
ou por qual motivo tive de ir.

Deixe-me sair
prometo não perder o rumo
vou com um mapa no bolso
para não me perder por aí.

Deixe-me sair
prometo não acender a luz
e voltar quando a hora certa
ou mesmo a incerta eu sentir.

Deixe-me sair
também levo outras promessas
como aquela que te fiz outro dia
e te fez sorrir.

Ellen maria

La cruel duda

No hay forma
o respuesta
que explique
la incerteza
si como merluza
o milanesa
si salgo temprano
o si me quedo
en la hora sagrada
de la sobremesa.

Ellen Maria

Guanuqueando

Cuando se extraña la noche
y el charango resuena en el llanto
es que es hora de seguir el rumbo
y salirse del sueño del otro
para irse a su propio futuro.

Chacarera del norte me llama
a vivir nuevas risas y glorias
y a contar viejas tristes historias
que figuran en la viva memoria.

Pie ante pie forman el viaje
aunque pidan raite en el camino
con los deseos puestos y los ojos abiertos
se encuentran con el viento y el destino.


Ellen Maria

quarta-feira, 28 de maio de 2014

Un modelo para armar

Buscando pluma en huevo
Carne en hueso
Sonido en hueco
No es tan dificil, me dices.
Todo juego contiene un manual de instrucciones.

Ellen Maria



La decisión

De la Plaza Francia me fui
y acá tampoco quedé
allá no era mi lugar
y acá tampoco fue
las consignas que tenía
fueron buscar su destino
en el cuerpo de otra mujer
mis pies a mis ojos siguieron
era lo que tenían que hacer
y ahora mientras vuelo
en mi alfombra de papel
miro al hombre que amé
y paisajes que pasé
y estoy segura que
nunca más yo volveré.

Ellen Maria

Certezas

Pseudo-acontecimentos
não podem proporcionar
reais enxaquecas
o problema só aparece
quando você se lembra dele
esquece, dá o fora
quantas fotos bonitas ficaram na memória
pede água, calma
e a panela de pressão explode no fogão
não vale criar perigo
atrás de porta trancada
Conselhos caducam!
(a gente finge que não).

Ellen Maria

segunda-feira, 26 de maio de 2014

Domingos

Me despierto y levanto
lavo la cara
me tomo un vaso de leche
abro las ventanas de la sala
mientras leo el diario
sé que el niño duerme contento
él sabe que vuelvo a su lado
con la boca caliente y una sonrisa
de buen día
 y le cuento la última noticia
ahora sí
tengo todo el tiempo del mundo.

Ellen Maria

quinta-feira, 22 de maio de 2014

no hay nada allá

No vino nadie, no hablé con nadie. Hice compras por internet. Dvds y libros. Me hice tres tazas de café y las tomé todas una tras otra más rápido que un capítulo de lectura. Fui al baño como dos o tres veces y no preparé nada de comida. Almorcé lo que había listo y frío y solo me acordé de cenar cuando ya era muy tarde para empezar a cocinar. Pensé en él, reví fotos, prendí un salmerio caminé por la casa. Abrí y cerré ventanas como que cinco o seis veces, había mucho aire y abrió el sol después cayó la lluvia por media hora antes de todo volver al normal. Organicé mis lecturas futuras, mi placard y mis cajas de accesorios. Doblé la ropa limpia. Me miré mucho al espejo que queda al lado de la mesa. Pensé en colgar los cuadros en la pared de mi cuarto pero me dio pereza buscar el martillo. Quería escribir cuentos, crónicas, escribir un libro de cuentos, traducirlo, escribir la disertación, empezar a leer. Vi más fotos, imágenes, de mi futura casa, de mi futura indumentaria, de historietas en inglés, de arte. Pinté mis uñas de una sola mano, cada uña con un tono de rojo, como un test de cuál rojo mañana las voy a pintar. Esto sí se llama procrastinar. Pensé en dormir en cepillar los dientes hice cuentas de cuánto me sobrará el próximo mes para comidas en restaurantes, dónde será la cena de mi cumpleaños. Hice más café. Ahora sí, a leer de verdad.

Ellen Maria

terça-feira, 20 de maio de 2014

Valsa

Primero baile con él
qué bien que me queda
el poema


Ellen Maria


segunda-feira, 5 de maio de 2014

Lugar de espera

Ser madre
y contar en los dedos
cuántos años faltan
para ponerlos afuera.

Pero no tengo prisa
tengo tiempo
y dentro de mí
todos los hijos del mundo.

Ellen Maria

Atelofobia

Que até essa fobia
não seja boa o suficiente


Ellen Maria