sexta-feira, 29 de abril de 2016

Soneto 29

"Cuando, castigado por la fortuna y los hombres,
en soledad lamento mi condición de paria,
y con mi llanto en vano molesto al sordo cielo,
y me paro a mirarme, y maldigo mi suerte,

y deseo el futuro de alguún afortunado,
y su punto de fama, y su copia de amigos,
y ansío de este el arte y de aquel sus recursos
con lo que más disfruto aún menos satisfecho;

mas cuando al borde me hallo ya des desdén propio,
pienso felizmente en ti, y me ánimo, entonces,
parecido a la alondra que con el alba se alza
de la tierra, canta himnos a las puertas del cielo;

recordar tu tierno amor supone tal fortuna
que ni el lugar de los reyes cambio por el mío."

William Shakespeare
Traducción: Andres Catalán

Nenhum comentário:

Postar um comentário