sábado, 12 de setembro de 2015

cuándo llegamos

la vaca nos guiaba por la ruta
ruido de pasos sobre el pasto
tierra sin luna
haría el amor allá mismo
si no fuera la promesa 
de que me darías tu vida
primero mirándome a los ojos
un pacto de sangre
sabor a mango
y olor a lluvia lejana
casi caigo pero fuimos de la mano
no olvido esa noche
lleva cierto tiempo aprender el camino de casa
cuando falta luz.

Ellen Maria

Nenhum comentário:

Postar um comentário