segunda-feira, 27 de abril de 2015

La verbena

"Cuando el bocado de los dioses se arrebola de triste
duele servir el café, persignarse antes del vino,
alzar la vista y contemplar, en un cielo escabroso,
la cena más enferma de los condenados.
De las batallas perdidas los corazones, la fe que mordisquean
las ex esposas y los hijos del viento, los fuegos artificiales,
las comas que trastabillan el futuro.
Cuando el vértigo de la resignación
se acurruca en las venas
se amanece entre lobregueces danzantes
que pronuncian en sus pasos
los motivos para resistirse a creer."

Antonio Constantino

Nenhum comentário:

Postar um comentário