quarta-feira, 18 de março de 2015

Toda ella

para Melba Sonderegger
Ella me hizo mirar para dentro
por unos segundos
lo que tengo 
y me olvido
pasaron tres años
ella me dice
qué lindo
no perdiste tu capacidad de asombro
y la miro
sorpresa
sí, yo decía eso a todos
verdad?
cómo la quiero
volví a callarme
mirando el grandioso árbol
que nos surgió en el camino
parecía vivo
estaba vivo
el viento lo movía las ramas
y lo hacía recordar
Todo cambia y no cambia nunca.

Ellen Maria

Nenhum comentário:

Postar um comentário